Símbolo de la riqueza de los intercambios comerciales con las comarcas lejanas, la primera Atalaya de Bretaña fue erigida por los burgueses de la ciudad en 1397. Su arquitectura se inspiró de los modelos flamencos que los pañeros de Fougères descubrieron durante sus viajes en Flandes. En la campana, está grabada la inscripción: "En 1397, los burgueses de Fougères me hicieron y me llaman Roland Chapelle".



CONTÀCTENOS

Por teléfono al +33 (0)2 99 94 12 20 o  ENVÍENOS UN MENSAJE