La ciudad y el castillo de St Aubin du Cormier fueron asentados en 1223, por el Duque de Bretaña, Pierre de Dreux, en una cresta granítica que predomina el río, el Couesnon. En el siglo XIV, la ciudad ceñida de murallas y de fosos, parecía inexpugnable. Así y todo, en 1487, cayó en las manos del ejército real. François II, Duque de Bretaña reclutó un ejército de 11.000 hombres para retomar esta plaza estratégica. El 28 de julio de 1488, ocurrió la famosa batalla de la Landa del Encuentro. El ejército del Rey de Francia, bajo el mando de Luís II de La Trémoille, desafió las tropas bretonas del ducado. El ejército bretón desmembrado fue exterminado durante todo un día.  Por la noche, 6000 muertos cubrían el prado. Aquella batalla anunció el final de la independencia bretona. El casamiento de la Duquesa Ana de Bretaña con el Rey Carlos VIII, en 1491, fue el principio de la anexión de la Bretaña a Francia. La fortaleza fue arrasada, a excepción de la mitad este del torreón que se alza todavía en su cresta.

  



CONTÀCTENOS

Por teléfono al +33 (0)2 99 94 12 20 o  ENVÍENOS UN MENSAJE